20

De Demopædia
Saltar a: navegación, buscar


Advertencia: esta página todavía no fue objeto de una verificación detallada. Mientras esta advertencia persista, por favor considerarla como temporal.

Por favor refierase a la página de discusión sobre esta página para detalles específicos.

This page is still the unmodified first edition of the Multilingual Demographic Dictionary
Please suppress this warning if you modify it
back to Introducción | Prefacio | Índice
Capítulo | Ideas generales índice 1 | Elaboración de las estadísticas demográficas índice 2 | Estado de la población índice 3 | Mortalidad y morbilidad índice 4 | Nupcialidad índice 5 | Fecundidad índice 6 | Movimiento general y reproducción de la población índice 7 | Migraciones índice 8 | Demografía económica y social índice 9
Sección | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 20 | 21 | 22 | 23 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 40 | 41 | 42 | 43 | 50 | 51 | 52 | 60 | 61 | 62 | 63 | 70 | 71 | 72 | 80 | 81 | 90 | 91 | 92 | 93

Elaboración de las estadísticas demográficas

20

201

Hay que distinguir entre las estadísticas relativas al estado de la población 1 y las estadísticas del movimiento de la población 2. Las primeras consideran la población en un momento determinado y son como una imagen instantánea de la misma; presentan generalmente unidades estadísticas (110-1) concretas: individuos, familias, etc. Las segundas reflejan las continuas variaciones que la población experimenta, y representan ciertos actos de la vida que podríamos llamar sucesos vitales 3: nacimientos, matrimonios, cambios de residencia, etc. Tales estadísticas sirven de base para el estudio de la evolución de la población 4, denominada también dinámica de la población 4. Los censos (202-1) constituyen generalmente las principales fuentes de información sobre el estado de la población 5. Las estadísticas del estado civil (211-6) suministran la principal documentación referente al movimiento de la población 6, cuando éste se considera en sentido amplio. Se refieren, sin embargo, casi exclusivamente al movimiento natural 7 de la población, es decir, a las modificaciones que se producen en el seno de la población considerada, prescindiendo de los intercambios con otras poblaciones. Lógicamente, las estadísticas de migración (804-1) deben considerarse incluidas entre las estadísticas del movimiento de la población, como se incluyen las del movimiento natural.

  • 6. El movimiento natural de la población y el movimiento migratorio integran lo que suele llamarse movimiento general de la población; pero el adjetivo general tiene entonces un sentido diferente del que tiene en la expresión movimiento general de 150-2.
    Nótese que la palabra movimiento se emplea no sólo en sentido temporal, sino también en sentido espacial, como sinónima de desplazamiento, en la expresión movimiento migratorio (801-1).

202

La recogida de datos sobre el estado de la población (201-5) se efectúa generalmente mediante los censos de la población 1, o recuentos de la población 1. En la mayoría de los casos se procede al recuento o inscripción simultánea de la totalidad de los habitantes de un país: se dice entonces que se efectúa un censo general 2. Sin embargo, en ciertas ocasiones puede ocurrir que las operaciones censales se limiten a los individuos que reúnan determinadas condiciones: se habla entonces de un censo parcial 3. En todo caso, la palabra censo implica operaciones exhaustivas 4, es decir, referentes a todos los individuos que constituyen la población o a todos los que reúnen las condiciones fijadas. No deben, pues, confundirse los censos parciales con las encuestas por sondeo 5, o encuestas por muestreo 5, o sobrevisiones muéstrales 5 (véase el párrafo 160). A fin de perfilar un método censal o de encuesta o sobrevisión (203-4), se realizan a veces censos de ensayo 6, o censos preliminares 6, o encuestas pilotos 6.


l. Censo, s. m. — censar, v. tr.
Los censos modernos corresponden a los antiguos recuentos por cabezas (véase 110-2). Se entendía entonces por recuento toda estimación —aunque fuera imprecisa— basada más o menos directamente en una enumeración (203-1). Un recuento de la población podía apoyarse, por ejemplo, en los bautismos (211-3*) o en los entierros (211-5*) registrados durante cierto número de años, o en una enumeración de fuegos (110-3), y aun sólo de parroquias (303).

203

Comúnmente se llama enumeración 1 la operación que tiene por objeto conseguir una cifra global; y se diferencia del simple recuento 2 en que se efectúa utilizando una lista 3. La palabra encuesta 4, o sobrevisión 4, se emplea para designar un conjunto de operaciones encaminadas a lograr una información sobre un objeto especial (por ej., encuesta sobre la mortalidad, sobre el paro obrero, etc.); sin embargo, puede llegar a tener un significado mucho más amplio (véase 202-5). En ocasiones se emplea la expresión encuestas sobre el terreno 5 para designar aquellas encuestas en que la información se obtiene mediante interrogatorio directo 6 de los interesados. En las encuestas postales 7, o encuestas por correspondencia 7, se remite el cuestionario a los interrogados (204-1) empleando los servicios postales, con el ruego de devolverlo contestado. En los censos, se emplea unas veces el interrogatorio directo; otras, la autoinscripción 8, que consiste en que los cuestionarios censales sean rellenados por los propios interrogados.

  • 1. enumeración, s. f. — enumerar, v. tr.
  • 2. recuento, s. m. — contar, v. tr.

204

Se llaman censados 1, o inscritos1, los individuos que son objeto de un censo (202-1*) o de una encuesta (203-4). Las personas encargadas de recoger los datos del público reciben el nombre de agentes censales 2, o enumeradores 2 (en censos) y entrevistadores 2 o visitadores 2 (en encuestas). Los agentes censales suelen trabajar bajo el control y supervisión de revisores 3, o supervisores 3, que a su vez pueden depender de los inspectores 3 censales. Los censos generales suelen ser realizados por el servicio de estadística 4 de cada país, que unas veces se llama Oficina de Estadística 4, y otras, Instituto de Estadística 4, denominaciones que suelen ir acompañadas de algún calificativo, como central, nacional, federal, etc.

205

Los censos tienen generalmente carácter obligatorio 1. Sin embargo, en casi todas las clasificaciones hay que poner una rúbrica de no consta (230-8), para incluir en ella los casos en que no ha sido suministrado el dato pedido. En algunas encuestas voluntarias 2 tiene singular importancia el problema de la falta de respuesta 3, o del no consta 3. Ocurre esto principalmente en las encuestas por correspondencia (203-7), que obligan a veces al envío de un recordatorio 4 por correo, o a realizar una visita domiciliaria. La falta de los no respondientes 5, o personas que no contestan 5, puede ser debida a su negativa 6, u oposición 6 a colaborar en la encuesta, o también a su ausencia 7 al enviarles el cuestionario o intentar visitarlas.

  • 7. ausencia, s. f. — ausente, adj.; u. t. c. s. c.

206

Los impresos 1 que se emplean en los censos, informaciones y encuestas reciben nombres muy diversos; el más corriente es el de cuestionario 1, o formulario 1. En el campo demográfico, principalmente en el movimiento natural de la población, se da el nombre de boletín 2 al pequeño impreso o ficha individual en que se recoge la información relativa a cada caso; el impreso de mayor dimensión suele llamarse hoja 2 (véanse los párrafos 207 y 211-7). Los impresos, cédulas o boletines, suelen tener la forma de un cuestionario 3. Con frecuencia son rellenados 4, o contestados 4, por los propios interesados. En otras ocasiones, son los empleados de los servicios de estadística quienes consignan las declaraciones 5 de los interesados, o los antecedentes 6 que extraen 7 (220-1) de documentos no redactados con fines específicamente estadísticos.

  • 5. declaración, s. f. — declarar, v. tr.

207

En los censos se emplean diversos tipos de cuestionarios (206-1), bien separadamente, o bien en combinación. Los principales son: el boletín individual 1 en el que se consignan los datos de un solo individuo; la cédula de familia 2, en la que se recogen los datos de cada uno de los individuos que viven en el mismo hogar (110-3); la relación nominal 3, en la que el agente inscribe a todas las personas que va interrogando, con los datos respectivos. Para censar a la población de colectividades (310-7) se emplea un impreso especial que sustituye a la cédula de familia y se llama cédula colectiva 4.

  • 3. La relación nominal, instrumento censal, no debe confundirse con la relación nominal de los habitantes de un municipio, llamada padrón municipal en los ayuntamientos españoles.

* * *

back to Introducción | Prefacio | Índice
Capítulo | Ideas generales índice 1 | Elaboración de las estadísticas demográficas índice 2 | Estado de la población índice 3 | Mortalidad y morbilidad índice 4 | Nupcialidad índice 5 | Fecundidad índice 6 | Movimiento general y reproducción de la población índice 7 | Migraciones índice 8 | Demografía económica y social índice 9
Sección | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 20 | 21 | 22 | 23 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 40 | 41 | 42 | 43 | 50 | 51 | 52 | 60 | 61 | 62 | 63 | 70 | 71 | 72 | 80 | 81 | 90 | 91 | 92 | 93