63

De Demopædia
Saltar a: navegación, buscar


Advertencia: esta página todavía no fue objeto de una verificación detallada. Mientras esta advertencia persista, por favor considerarla como temporal.

Por favor refierase a la página de discusión sobre esta página para detalles específicos.

This page is still the unmodified first edition of the Multilingual Demographic Dictionary
Please suppress this warning if you modify it
back to Introducción | Prefacio | Índice
Capítulo | Ideas generales índice 1 | Elaboración de las estadísticas demográficas índice 2 | Estado de la población índice 3 | Mortalidad y morbilidad índice 4 | Nupcialidad índice 5 | Fecundidad índice 6 | Movimiento general y reproducción de la población índice 7 | Migraciones índice 8 | Demografía económica y social índice 9
Sección | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 20 | 21 | 22 | 23 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 40 | 41 | 42 | 43 | 50 | 51 | 52 | 60 | 61 | 62 | 63 | 70 | 71 | 72 | 80 | 81 | 90 | 91 | 92 | 93

63

630

Se llama en general tasa de natalidad 1 o coeficiente de natalidad 1 a la relación por cociente entre el número de nacimientos (601-3) ocurridos en una población (101-3) y el número total de personas que la forman (véase 601-1). Empleada en estos términos, la expresión tasa de natalidad indica la tasa bruta de natalidad 2, o con mayor precisión la tasa bruta anual de natalidad efectiva 2 (véase 601-6), obtenida dividiendo el número anual de nacidos vivos (601-5) por el número medio de individuos que forman la población. Con mayor precisión, se habla de tasa de natalidad total 3 cuando se tiene en cuenta el total de nacidos (601-7). A veces se calculan los componentes legítimo e ilegítimo (véase el párrafo 610) de la tasa de natalidad, denominados respectivamente tasa de natalidad legítima 4 y tasa de natalidad ilegítima 5; pero, con mayor frecuencia se emplea la proporción de nacidos ilegítimos 6 en el total de nacidos (proporción que se suele expresar en forma de tanto por ciento). Con métodos análogos a los que se emplean para el cálculo de las tasas comparativas de mortalidad (véase el párrafo 403), se obtienen tasas comparativas de natalidad 7. Las tasas de natalidad se expresan generalmente en forma de tanto por mil (sobreentendiéndose! habitantes). Guando no se tienen datos suficientes sobre los nacimientos, se intenta a veces obtener, de la estructura de una población por edades, indicaciones sobre su fecundidad, por medio de la relación niños-mujeres 8, obtenida dividiendo el número de niños de uno y otro sexo de los grupos de edades 0-4 ó 5-9 por el número de mujeres en edad de procrear (véase 620-1*).

  • 3. La proporción de nacidos muertos (véase 410-6*) con respecto al total de nacidos suele utilizarse como índice de mortinatalidad.

631

La denominación genérica de tasa de fecundidad 1, o coeficiente de fecundidad 1 se aplica a todas las tasas calculadas dividiendo, por el número de individuos del mismo sexo de un grupo en edad de procrear (620-1*), el número de nacimientos observados en el grupo de que se trate (véase 601-1). Salvo indicación contraria, estas tasas son tasas de fecundidad femenina 2, es decir, tasas calculadas para grupos de mujeres; pero también se calculan a veces tasas de fecundidad masculina 3 análogas. Las tasas de fecundidad se expresan generalmente en forma de tanto por mil (sobreentendiéndose individuos de tal clase: de tal sexo, de tal edad, de tal estado civil, etc.). Las tasas obtenidas dividiendo el número de nacidos legítimos (610-3) en un cierto grupo de personas casadas (515-5) por el número de las que formen ese grupo se denominan tasas de fecundidad legítima 4, y las que se obtienen dividiendo el número de nacidos ilegítimos (610-4) en un cierto grupo de personas no casadas (515-5*) por el número de las que formen ese grupo se denominan tasas de fecundidad ilegítima 5. Cuando no se hace distinción alguna con respecto a la legitimidad de los nacidos ni al estado civil de las personas, se obtienen tasas de fecundidad general 6. Estos diversos tipos de tasas de fecundidad pueden calcularse para el conjunto de edades que comprende el período de procreación (620-1) o para cada edad: se obtienen entonces, respectivamente, tasas globales de fecundidad 7, o tasas de fecundidad por edades 8.

  • 2. La misma denominación se aplica a veces a las tasas que se refieren solamente a nacimientos de niñas. Para evitar toda ambigüedad, las tasas de este tipo podrían denominarse tasas de homofecundidad (neol.), añadiendo femenina o masculina según el sexo considerado (véase la nota siguiente).
  • 3. La misma denominación se aplica a veces a las tasas que se refieren solamente a nacimientos de niños (véase la nota anterior).
  • 4. fecundidad legítima: fecundidad de las personas casadas.
  • 5. fecundidad ilegítima: fecundidad de las personas no casadas.
  • 6. fecundidad general: fecundidad de las personas de cualquier estado civil.

632

En el estudio de la fecundidad de una cohorte 1 (véase 116-2), se considera frecuentemente la descendencia actual 2 de la cohorte, es decir, el número de hijos habidos en la cohorte considerada, con anterioridad al momento de referencia. Se puede hablar de descendencia final 3 cuando todos los individuos que forman la cohorte han rebasado la edad de procrear (620-1*), y de descendencia incompleta 4 en el caso contrario.

  • 3. Se habla también a veces de descendencia completa y, en las cohortes de matrimonios, de productividad final y de productividad completa (véase el párrafo 633). Existe, sin embargo, cuando se consideran cohortes de matrimonios, un matiz diferencial entre estos dos adjetivos: completo se refiere sólo a los matrimonios no disueltos antes de que la esposa haya rebasado la edad de procrear (véase 635-5), mientras que el final implica tener también en cuenta la descendencia de los matrimonios prematuramente disueltos.

633

Cuando se estudia la fecundidad según la duración del matrimonio (524-4), se suele hablar de productividad de los matrimonios 1 Esta puede estudiarse mediante tasas de fecundidad por duración del matrimonio 2. Sumando la serie de tales tasas, extendida a todo el tiempo de duración del matrimonio, se puede obtener un índice sintético de fecundidad de los matrimonios 3 (véase 634-3). A veces se calculan series de tasas semejantes, y los índices sintéticos correspondientes, para diversas edades en el matrimonio. Dividiendo el número de nacidos vivos registrados durante un cierto período por el número de matrimonios registrados durante el mismo período, se obtiene un número medio de nacidos vivos por matrimonio 4, que se emplea a veces como índice de la fecundidad de los matrimonios. La significación de este índice se puede mejorar incluyendo en el numerador de la fracción correspondiente sólo los nacidos legítimos y relacionándolo con la media de los matrimonios observados con anterioridad al período considerado (véase 523-6).

  • 1. La expresión es ambigua porque la palabra productividad tiene ora el sentido propio de rendimiento (véase 633-2*), ora el de producción (véase 623-3*). Es, por tanto, preferible hablar, según los casos, de fecundidad de los matrimonios, o bien de descendencia de los matrimonios (véase el párrafo 632).
  • 2. Denominadas a veces tasas de productividad de los matrimonios según su duración
  • 3. Denominación preferible a la de tasa global de productividad de los matrimonios.

634

Se llama tabla de fecundidad 1 a una tabla (153-1) que comprende una o varias series de tasas de fecundidad por edades (631-8) correspondientes a una misma población en un determinado período, o a una misma generación. Las tablas de fecundidad comprenden generalmente tres series de tasas, que constituyen respectivamente la tabla de fecundidad general (véase 631-6), la tabla de fecundidad legítima (véase 631-4) y la tabla de fecundidad ilegitima (véase 631-5). Estas series de tasas pueden llamarse funciones de fecundidad 2. La suma de las tasas comprendidas en una tabla de fecundidad general constituye un índice (136-1) que podría llamarse índice sintético de fecundidad 3. Corrientemente se emplea la tasa bruta de reproducción (711-5), obtenida multiplicando este índice por la proporción de niñas en el total de nacidos de uno y otro sexo. Esta proporción es el complemento a 1 de lo que conviene llamar tasa de masculinidad de los nacidos 4 (véase 320-4). Esta expresión se emplea a veces erróneamente para designar la relación de masculinidad de los nacidos 5 (320-5), razón por cociente entre los nacidos del sexo masculino y los del sexo femenino. Del estudio de la masculinidad (320-3) de los nacidos vivos (601-5), nacidos muertos (410-6*) y embriones (602-7), se intenta a veces, análogamente (634-4 y 634-5), deducir la tasa de masculinidad en la concepción 6, o relación de masculinidad en la concepción 7.

  • 1. Las tablas formadas con series de tasas de fecundidad por duración del matrimonio (633-2) se denominan ordinariamente tablas de productividad de los matrimonios, mejor que tablas de fecundidad de los matrimonios (no obstante, véase 633-1*).

635

Los censos pueden facilitar indicaciones sobre la descendencia de los matrimonios (633-1*), por medio de las estadísticas de familias 1 en las que las familias (115-1) están clasificadas por el número de hijos que tienen. Este número caracteriza lo que se llama dimensión de la familia 2. Las estadísticas de familias se establecen considerando unas veces el número de hijos nacidos vivos (601-5) y, otras, el número de hijos supervivientes 3. En este último caso, se clasifican a veces las familias según el número de hijos supervivientes que no han alcanzado una cierta edad. Se pueden clasificar también las familias por el número de hijos a su cargo 4 (véase 358-1). Para estudiar la descendencia final de los matrimonios (632-3) se presta una atención especial a la dimensión de las familias completas 5, en las que la madre ha rebasado la edad de procrear (620-1*) sin que el matrimonio se haya disuelto prematuramente.

  • 2. Las expresiones que el lenguaje vulgar emplea para designar a las familias según su dimensión suelen ser poco precisas. En España, las leyes de protección social consideran como familia numerosa la que tiene cuatro o más hijos menores de 18 años de edad o mayores incapacitados para el trabajo. Recientemente se ha introducido la expresión familia normal para designar la familia tipo cuya dimensión bastaría precisamente para asegurar la renovación de la población en la hipótesis de que una planificación de la familia (623-4) tuviera este tipo por objetivo.

636

Las tasas de fecundidad por orden de nacimiento 1 son tasas de fecundidad (631-1) calculadas teniendo solamente en cuenta los nacimientos de un cierto orden (véase 611-1). Se llaman tasas de fecundidad por paridez 2 (véase 611-6) las tasas obtenidas dividiendo el número de nacimientos de un determinado orden n por el número de mujeres que pueden dar a luz a un hijo de este orden n (mujeres de paridez n — 1). Cuando el número tomado como denominador, en lugar de ser una media (401-5), es el total de individuos de una cohorte al comienzo del período que se estudia, se obtienen también cocientes de fecundidad por paridez 3 (véase 133-4*). La proporción de mujeres que han tenido al menos n -f- 1 hijos, con respecto a las que han tenido por lo menos n, puede llamarse probabilidad de aumento 4 de las familias de n hijos.

637

Se intenta a veces evaluar la capacidad de procreación de las parejas fértiles (621-1*) partiendo de la fecundidad natural 2, es decir, de la fecundidad de conjuntos de parejas no contraceptivas 1 (624-1*). El estudio del tiempo que tardan en concebir tales parejas permite estimar la fecundabilidad 3, o probabilidad de concepción por ciclo menstrual (622-5). Guando se tienen fichas ginecológicas 4, en las que se consignan los principales datos sobre el comportamiento de las parejas con respecto a la procreación, se pueden calcular tasas medias de concepción 5 durante el período de exposición al riesgo de concebir 6 (véase 134-3). Se puede considerar también la inversa de esta tasa media, que representa una duración media de exposición al riesgo por concepción 7, expresada generalmente en meses. La comparación de tasas medias de concepción calculadas separadamente para las parejas que emplean medios contraceptivos y para las que no los emplean puededar indicaciones sobre la eficacia de la contracepcion 8.


* * *

back to Introducción | Prefacio | Índice
Capítulo | Ideas generales índice 1 | Elaboración de las estadísticas demográficas índice 2 | Estado de la población índice 3 | Mortalidad y morbilidad índice 4 | Nupcialidad índice 5 | Fecundidad índice 6 | Movimiento general y reproducción de la población índice 7 | Migraciones índice 8 | Demografía económica y social índice 9
Sección | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 20 | 21 | 22 | 23 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 40 | 41 | 42 | 43 | 50 | 51 | 52 | 60 | 61 | 62 | 63 | 70 | 71 | 72 | 80 | 81 | 90 | 91 | 92 | 93