The Demopædia Encyclopedia on Population is under heavy modernization and maintenance. Outputs could look bizarre, sorry for the temporary inconvenience

32

De Demopædia
Revisión del 07:16 11 feb 2010 de NBBot (discusión | contribuciones) (Primera edición 1959)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Advertencia: esta página todavía no fue objeto de una verificación detallada. Mientras esta advertencia persista, por favor considerarla como temporal.

Por favor refierase a la página de discusión sobre esta página para detalles específicos.

This page is still the unmodified first edition of the Multilingual Demographic Dictionary
Please suppress this warning if you modify it
back to Introducción | Prefacio | Índice
Capítulo | Ideas generales índice 1 | Elaboración de las estadísticas demográficas índice 2 | Estado de la población índice 3 | Mortalidad y morbilidad índice 4 | Nupcialidad índice 5 | Fecundidad índice 6 | Movimiento general y reproducción de la población índice 7 | Migraciones índice 8 | Demografía económica y social índice 9
Sección | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 20 | 21 | 22 | 23 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 40 | 41 | 42 | 43 | 50 | 51 | 52 | 60 | 61 | 62 | 63 | 70 | 71 | 72 | 80 | 81 | 90 | 91 | 92 | 93

32

320

Para estudiar en la población la distribución por sexos1 se relaciona el número de individuos de uno de ambos sexos2 con el número de individuos del otro sexo, o con el total de uno y otro. Aun cuando se llega a los mismos resultados considerando cualquiera de ambos sexos, se suele estudiar preferentemente la masculinidad3 de la población, calculando la tasa de masculinidad4, o coeficiente de masculinidad4, que expresa la proporción de varones en la población total. También se emplea la expresión relación de masculinidad5 para indicar la relación entre el número de varones y el número de mujeres, o sexo femenino. Esta relación suele expresarse en forma de índice (136-2): tantos varones por 100 mujeres (136-3).

321

La palabra varón1 tiene idéntico significado que la expresión individuo del sexo masculino1, y la palabra mujer2 significa lo mismo que individuo del sexo femenimo2. En cuanto a la infancia, las palabras niño3 y niña4 tienen un significado bien claro (véase, no obstante, 323-3). La palabra hombre5 tiene la significación genérica de ser humano5; y la palabra mujer se emplea también en el sentido de esposa (501-7).

322

En Demografía tiene un interés especial el estudio de la edad1 para el conocimiento de la estructura (144-4) de la población. La edad se expresa, generalmente, en años, o en años y meses, excepto para los niños pequeños (323-6), cuyas edades se indican en meses, en meses y días, o en días. Los estadísticos tienen la costumbre de redondear la edad despreciando las fracciones y expresándola, por tanto, en años cumplidos2 (o en meses cumplidos). Por tanto, es corriente que las cuestiones referentes a la edad se formulen preguntando la edad en el último aniversario3. Los actuarios, en cambio, suelen tener en cuenta la edad en el próximo aniversario4. Las estadísticas presentan algunas veces la edad referida al cumpleaños más próximo5. Otras veces se precisa este dato consignando la edad exacta6, a fin de evitar una posible confusión entre ésta y una edad entera, aproximada por defecto o por exceso. Un individuo alcanza, por ejemplo, la edad exacta de 25 años el día del vigésimo quinto aniversario de su nacimiento; en cambio, el grupo de individuos clasificados como fallecidos a la edad de 25 años comprende a todos los fallecidos cuyas edades exactas estaban comprendidas entre los 25 y 26 años (véase 432-1*); y los individuos de los que se dice que en cierta fecha tienen la edad de 25 años, tienen entonces una edad exacta comprendida entre los 25 y 26 años.

  • 2. De aquí la interpretación que hay quedar a la expresión grupos de edades (325-2). Debe entenderse la misma en el sentido de edades extremas incluidas; el grupo de 6-13 años, por ejemplo, comprende a los individuos cuya edad exacta (322-6) está comprendida entre 6 y 14 años.

323

El lenguaje corriente cuenta con una gran variedad de palabras o expresiones para designar, generalmente en forma poco precisa, las principales edades de la vida1, o períodos de la vida1 humana. El primer período de la existencia se denomina infancia2, empleándose la palabra niño3 para designar, en general, a los individuos que no han alcanzado la edad de la pubertad (620-2). En los primeros días siguientes al nacimiento se habla de recién nacidos4 (véase 410-3). Se llama lactantes5 a los niños que no han sido aún destetados. La denominación niños pequeños6, o nenes6, se emplea para los niños comprendidos en el período que va desde el momento del nacimiento hasta que comienzan a andar. Reciben el nombre de párvulos7 los niños que no han alcanzado la edad suficiente para su ingreso en la escuela; y con la expresión niños en edad escolar8 se suele designar a los niños de la categoría siguiente (véase el párrafo 346).

  • 3. infante, s. m.: niño menor de siete años.
  • 4. recién nacido, s. m. — neonatal, adj.
  • 6. El período correspondiente se llama primera infancia y comprende aproximadamente el primer año de vida (véase 410-1*).

324

El paso de la infancia (323-2) a la adolescencia1 está señalado por la pubertad (620-2). La palabra adolescente2 se emplea principalmente en relación con las edades muy próximas a la pubertad. Los individuos más próximos a la edad adulta4 se llaman más bien gente joven3, o, simplemente, jóvenes3. Se da el nombre de adulto5 a la persona que ha alcanzado el período de madurez4, o edad adulta. En cuanto a la vejez6, se suele señalar su comienzo en los 60 ó en los 65 años, es decir, en la edad de retiro o jubilación7. Las personas que pasan de esa edad se llaman ancianos8.

  • 5. adulto, s. m. — adulto, adj.
    A veces se incluye a los ancianos entre los adultos. Coincide entonces el grupo de adultos aproximadamente con el de personas mayores desde el punto de vista jurídico. En cambio, en la distribución de la población en tres grandes grupos de edades (325-4), se considera que éstos están constituidos por los jóvenes, los adultos y los ancianos. Existe entonces una coincidencia aproximada entre el grupo de jóvenes y el de personas menores de edad desde el punto de vista jurídico. La legislación española fija la mayoría de edad en los 21 años.
  • 8. Los ancianos de edad muy avanzada —que tengan, por ejemplo, más de 80 años— forman el grupo de personas muy ancianas, y se llaman a veces longevos (véase 434-4) los que alcanzan las edades extremas —superiores a 95 ó 100 años, por ejemplo.

325

Las estadísticas presentan la población clasificada por años de edad1, o bien por grupos de edades2, especialmente por grupos quinquenales de edades3, y también por grandes grupos de edades4, por ejemplo: 0-19 años; 20-59 años; 60 años y más (véase 322-2*). Con frecuencia, la clasificación por edad se sustituye por la clasificación por año de nacimiento5. La estructura de la población por edad6, o la composición por edad6, se suele representar, juntamente con su distribución por sexo, mediante un histograma (155-8) llamado pirámide de edades7, por la figura que forman las capas superpuestas que representan a los grupos de individuos de las diversas edades.

326

Se llama edad media1 de una población la media de las edades de los individuos que la componen; y edad mediana2 de una población, la edad que divide a quienes la forman en dos grupos de igual número (véase 140-6). El envejecimiento de la población3 es un fenómeno que se traduce en un aumento proporcional del número de ancianos (324-8) y una disminución del númerp de jóvenes (324-3). El fenómeno inverso, menos frecuente, se llama rejuvenecimiento de la población4 . Conviene no confundir el envejecimiento de la población en el sentido precedente con la técnica, empleada para proyecciones demográficas (720-1), que consiste en envejecer5 (v. tr.) una población aplicándole coeficientes de supervivencia6 por grupos de edades, para determinar el número de individuos que formarán esos grupos algunos años más tarde.

  • 3. envejecimiento, s. m. — envejecer (v. i.)
  • 4. rejuvenecimiento, s. m. — rejuvenecer (. i.)

327

No debe confundirse la senilidad1, o vejez individual1, con el envejecimiento de la población, que sólo es efecto de la mayor duración de la vida humana2, resultante del progreso médico y sanitario y del mejoramiento de las condiciones de existencia. Se llama edad fisiológica3 de un individuo la que correspondería normalmente al estado de sus órganos y tejidos, y edad mental4, la que correspondería de igual modo al desarrollo de su inteligencia. En los estudios en que intervienen estos conceptos, se llama edad cronológica de un individuo (en el sentido de 322-1) a la edad determinada por el tiempo transcurrido desde la fecha de nacimiento5 del mismo. El cociente intelectual6 (en abreviatura : C.I.), que se emplea para estudiar el desarrollo intelectual de los niños, es la relación entre la edad mental del individuo y su edad cronológica.

* * *

back to Introducción | Prefacio | Índice
Capítulo | Ideas generales índice 1 | Elaboración de las estadísticas demográficas índice 2 | Estado de la población índice 3 | Mortalidad y morbilidad índice 4 | Nupcialidad índice 5 | Fecundidad índice 6 | Movimiento general y reproducción de la población índice 7 | Migraciones índice 8 | Demografía económica y social índice 9
Sección | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 20 | 21 | 22 | 23 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 40 | 41 | 42 | 43 | 50 | 51 | 52 | 60 | 61 | 62 | 63 | 70 | 71 | 72 | 80 | 81 | 90 | 91 | 92 | 93